UNAC
Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter Siguenos por RSS

 

XLC. Ejércitos de cazadores diseminados por la Península Ibérica e Islas, han estado durante decenas de años custodiando el Patrimonio Natural Cinegético a través de sus sociedades de cazadores. Entidades sin ánimo de lucro nacidas en los más recónditos y pintorescos pueblos de nuestro país. Sus miembros, preservando su riqueza y sus especies, conservando sus hábitats y su entorno y, equilibrando sus poblaciones de forma sostenible sin ningún tipo de reconocimiento, ni el reconocimiento de que eran y que hacían y estaban haciendo, en silencio y con su dinero.

Pero esa labor altruista que han realizado voluntariamente los cazadores, a través de sus asociaciones de caza, durante muchísimos años, custodiando el patrimonio natural cinegético sin saber lo que en realidad estaban haciendo ha sido legislada a través de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, la cual reconoce a las entidades de custodia la preservación del patrimonio natural.

INTRODUCCION A LA CUSTODIA

Acceder »

EVOLUCION HISTORICA

Acceder »

MARCO ACTUAL

Acceder »

ORGANIZACION DE LA RED

Acceder »

ACCIONES DE CUSTODIA

Acceder »

FUNDACION BIODIVERSIDAD

Acceder »

Foro Estatal de Redes y Entidades de Custodia del Territorio

Acceder »

Plataforma Custodia del Territorio

Acceder »

Enlaces

Entidades de Custodia para el Patrimonio Cinegético
Víctor Mascarell. 2009. Presidente de ADECACOVA

 

El Plan Estratégico del Patrimonio Natural custodia a la caza
Víctor Mascarell. 2011. Presidente de ADECACOVA

 

Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad
Normativa

 

Plan estratégico del patrimonio natural y de la biodiversidad 2011-2017
Normativa

 

Videos

Noticias relacionadas

La UNAC defiende la custodia cinegética en Cáceres

 

Se constituye el Foro Estatal de Custodia del Territorio
La UNAC es socia fundadora

 

La UNAC considera positivo para la Caza el Plan Estratégico del Patrimonio Natural aprobado

 

Petición al Ministerio para que no olvide las cinegéticas

 

La UNAC sigue impulsando la Custodia del Territorio

 

La UNAC habló de la Caza Social en el CONAMA 2012

 

La custodia del territorio y el guarda rural de caza
Publicado en la revista Seguritecnia. Mayo 2015

 

Convenio de la ACEC con el Gobierno para la custodia del territorio

 

Tags

FORO DE CUSTODIA DEL TERRITORIO
Xarxa de Custòdia del Territori
XURESTEC
UNAC
Cargando…


La directora de la Fundación Biodiversidad, Sonia Castañeda, ha presidido la reunión anual del Consejo Asesor de la Plataforma de Custodia del Territorio, órgano consultivo de esta iniciativa que tiene como objetivo promover el desarrollo de la custodia del territorio en el conjunto del Estado español como herramienta de conservación del patrimonio natural y que es lugar de encuentro para todas las redes y entidades de custodia del país.

A la reunión han asistido también representantes del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y agentes relacionados con la custodia del territorio, como redes de custodia, Europarc-España, sociedades de cazadores y asociaciones vinculadas al medio rural.

Durante la reunión se han presentado las actuaciones de custodia del territorio que impulsa la Fundación Biodiversidad como el Programa Playas, Ríos, Voluntariado y Custodia del territorio, LIFE+ Urogallo cantábrico o actividades enmarcadas en la convocatoria de ayudas 2015. La Fundación destinó más de 300.000€ a la custodia del territorio en 2015, de los cuales más de 180.000€ a iniciativas de custodia en el marco de la convocatoria de ayudas.

Las acciones de custodia del territorio contribuyen a la conservación de especies como el urogallo cantábrico. Hasta la fecha, se han firmado 29 acuerdos en el marco del proyecto LIFE+ Urogallo cantábrico. Por medio de estos acuerdos de custodia se ha implicado a juntas vecinales, guardas, apicultores, ganaderos, cazadores, jóvenes emprendedores y habitantes del medio rural en 19 iniciativas que favorecen el hábitat de esta especie emblemática de la cordillera Cantábrica.

Durante la reunión, se han presentado los resultados del IV Inventario de Iniciativas de Custodia del Territorio del Estado español, elaborado por la Plataforma de Custodia del Territorio de la Fundación Biodiversidad y que contiene la recopilación de todas las iniciativas de custodia llevadas a cabo en España en estos dos últimos años.

Igualmente, se ha presentado el Manual de custodia del territorio destinado a las Administraciones Públicas. Este documento ha sido elaborado para dar respuesta a la necesidad de difundir y profundizar en materia de custodia entre los actores de la Administración.

Por último, se han discutido las actividades que se realizarán en el marco de la Plataforma a lo largo de 2016, entre las que destacan la dinamización de espacios de encuentro para continuar avanzando en la creación de registro de iniciativas de custodia, la elaboración de un Manual sobre financiación para la custodia o la difusión del IV Inventario y del Manual para Administraciones Públicas.

Fundación Biodiversidad

La Sociedad de Cazadores de Gallipienzo, en colaboración con ADECANA, no solo gestionan el coto de caza que tienen adjudicado, sino que junto con la Sección de Hábitats del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Gallipienzo trabajan para mejorar el hábitat para la fauna silvestre, y con ello la querencia y supervivencia de especies en peligro de extinción como es el águila de Bonelli, o comúnmente llamada perdicera.
Frente a lo que pueda creer por desconocimiento de la realidad, muchas de las 200 sociedades de cazadores que hay en Navarra no se limitan a cazar en sus cotos, sino que durante todo el año diversas actuaciones en defensa del medio ambiente y la pervivencia de las especies tanto protegidas como cinegéticas, convirtiéndose en el mayor colectivo de conservacionistas que hay en nuestra comunidad foral que trabaja a favor de la naturaleza, y por todo ello, desde Adecana, que en sus estatutos uno de sus principales fines es realizar actividades que redunden en actividades que redunden en la mejor protección, conservación y mejora del medio ambiente, se promueven y apoyan actividades de este tipo que realicen sus socios.

Su nueva junta directiva, presidida por Mauricio González Legac, que a su vez es el representante de zona en la Comisión Asesora de Caza, y por su secretario Jesús Irazola, apoyados por el resto de su Junta Directiva, de forma conjunta con la Sección de Habitats del Gobierno de Navarra a través de su bióloga Gloria Giralda, de Viveros y Repoblaciones por parte del encargado del proyecto Life Alfonso Llamas, y con el Ayuntamiento de Gallipienzo encabezado por su alcaldesa Carmele Iriguibel colaboran en el Proyecto de la Comunidad Europea Life Bonelli, trabajando conjuntamente en la elección de un emplazamiento junto a una balsa de agua donde el Departamento de Medio Ambiente han construido un palomar cuyas aves van a servir de alimento a esta ave rapaz en peligro de extinción, y a su vez la sociedad de cazadores ha incluido estas zonas en el refugio de caza menor del coto de Gallipienzo para beneficio de las aves que habitan en estas zonas.

En estas mismas zonas, tras desbrozar una serie de fincas de matorrales que se habían apoderado de ellas, se han sembrado para alimento para las palomas sembrando campos de girasol en primavera, y siembras de otoño que ayudaran a aquerenciarse en la zona a las palomas en ellos.

Estas siembras son de gran importancia para la mejora del hábitat, ya que no solo ofrecen alimento para todo tipo de especies durante gran parte del año, tanto en verde como en grano, siendo un medio propicio para del desarrollo de vegetación adventicia y de insectos que les sirven a todo tipo de animales de alimento, sino que además pueden tener una función disuasoria de los daños que puedan producir los animales, atrayendo a estas zonas, y no a otros cultivos de mayor importancia económica, a especies cinegeticas como es el caso de jabalíes y corzos, reduciendo con ello los daños que se puedan producir en cultivos colindantes

Las parcelas comunales pertenecientes a la corraliza de Valdescura, la cual estaba abandonada, han sido arrendadas por los cazadores al Ayuntamiento de Gallipienzo, recuperando unas zonas abandonadas contratando para ello a agricultores del pueblo que hacen cada año la preparación y laboreo de las mismas mediante el tradicional “año y vez” que es mucho menos agresivo con naturaleza, mejorando el hábitat de la zona y por lo tanto defendiendo la fauna de esta zona. Las tierras particulares han sido cedidas por los herederos de Eugenio Ferrer que altruistamente las han cedido a los cazadores, sembrándose veza y guisante sin emplear ningún tipo de abono o fitosanitarios ni cosechar sus frutos, a fin de que la semilla que queda vuelva a crecer de forma natural y totalmente ecológica.

También se han realizado desbroces en zonas del coto para poder plantar especies que sirvan de alimento a la fauna.

Con estas siembras y desbroces, en terrenos particulares y en el comunal se pretende mejorar el hábitat para la fauna silvestre en especial los conejos, perdices y palomas que a su vez ayuden a servir de alimento del águila de Bonelli.

Gracias al trabajo que se lleva realizando por parte de la administración y los cazadores en este y otros cotos a lo largo de estos años se está consiguiendo mejorar el hábitat de la zona de campeo y cría de esta ave rapaz y resto de especies protegidas y cinegéticas que tiempo atrás, cuando el hábitat de la estepa cerealista navarra estaba mucho menos deteriorado que en la actualidad existiendo en número mucho mayor que ahora, y para ello el trabajo del colectivo cazador es fundamental para conseguirlo.

Reflexiones sobre las jornadas de capacitación del FRECT (1ª parte, continúa en la 2ª parte)La UNAC participó en las jornadas con técnicos y entidades asociadas
Desde junio de 2014 hasta junio de 2015 el Foro de Redes y Entidades de Custodia del Territorio (FRECT) ha desarrollado el proyecto “Capacitación en custodia: programa de formación para redes y entidades de custodia del territorio”.

Se trata de un proyecto desarrollado en colaboración con la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, la Xarxa de Custòdia del Territori y la Obra Social “la Caixa”. Esta iniciativa surgió con la voluntad de ofrecer una aportación diferente y única a las redes y entidades de custodia, propietarios y gestores de fincas de alto valor natural, administraciones públicas y otros agentes vinculados con la custodia del territorio en España.

Con el propósito de difundir las buenas prácticas de trabajo en red y desarrollo social e institucional de la custodia del territorio, que están llevando a cabo las diferentes redes y entidades de custodia del Estado español, se han desarrollado seis encuentros que han servido para capacitar estratégicamente a personas vinculadas al desarrollo de la custodia del territorio en nuestro país. Estos encuentros, cuyos contenidos han sido tanto teóricos como prácticos, se han podido llevar a cabo gracias a la estrecha colaboración con siete redes de custodia y se han dirigido, principalmente, a las personas y entidades vinculadas a las mismas.

En paralelo a estos encuentros de capacitación, gracias a la Xarxa de Custòdia del Territori y la Obra Social “la Caixa”, en el marco del proyecto “Tejiendo Redes”, han tenido lugar una serie de talleres de formación y apoyo para la definición de una estrategia de incidencia política en favor de la custodia del territorio para cada una de las redes regionales o autonómicas.

Desde el FRECT consideran que el proyecto ha servido para crear un marco de trabajo conjunto para la consolidación y el fortalecimiento de las redes de custodia del territorio y el propio Foro, avanzando en la aplicación de la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y la Biodiversidad y su Plan Estratégico, y en el diálogo con las instituciones públicas y agentes sociales.

Plataforma de Custodia del Territorio (PCT): Uno de los objetivos que os habíais marcado desde el FRECT con este proyecto era el de apoyar el trabajo en red de las redes de custodia. ¿En qué medida creéis que se ha avanzado en este sentido con las jornadas?

En el FRECT estamos muy satisfechos con cómo se ha desarrollado el proyecto y con los resultados que se han obtenido. Como organización ha sido una experiencia muy satisfactoria y creemos que ha sido una muy buena oportunidad para el aprendizaje colectivo.

El difícil contexto económico que acompaña al tercer sector ambiental en los últimos años ha forzado a las entidades de custodia a reinventarse para poderse enfrentar a las dificultades financieras y estructurales con las que conviven. En esta situación, el día a día de las entidades es complicado y pasa por invertir grandes dosis de tiempo, energía y esfuerzo para mantener su actividad y sus proyectos. Aún siendo conscientes de que son tiempos en los que la cooperación y las alianzas entre personas y organizaciones son determinantes, es habitual que en su remar diario las entidades de custodia no tengan la capacidad de dedicar tiempo y espacio mental efectivo a la dimensión más estratégica de su quehacer y, por ende, al trabajo en red. En este escenario y, en base a las valoraciones de los participantes en las diferentes actividades de capacitación del proyecto, creemos que el FRECT ha puesto su granito de arena para que las diferentes redes de custodia del territorio autonómicas hayan tomado impulso y avanzado en su estrategia de actuación y funcionamiento. El mero hecho de haberles facilitado un espacio específico para poder dedicar tiempo al trabajo en red ha sido valorado muy positivamente, así como el acompañamiento que desde el FRECT hemos hecho para abordar cuestiones de interés adaptadas a las necesidades de cada red.

(PCT): ¿Qué trabajos creéis que serían necesarios desarrollar a corto plazo ahora para afianzar el trabajo interno de las redes?

A raíz de la evaluación de los encuentros detectamos la necesidad de generar espacios dinámicos para el trabajo común y el intercambio de experiencias del tipo a los facilitados en el proyecto, con el propósito de seguir avanzando en la construcción de un conocimiento colectivo en torno a la custodia del territorio y poder profundizar en las materias más relevantes para las redes (como, por ejemplo, nuevas vías de financiación, cuestión clave y de gran interés para las entidades).

Asimismo, se ha considerado prioritario mejorar los mensajes, las herramientas y las metodologías de comunicación y divulgación tanto a nivel interno (entre redes y entidades de custodia), como externo (hacia el conjunto de la sociedad). De la evaluación del proyecto también se extrae que las redes y entidades necesitan de apoyo y asesoramiento para el desarrollo de su actividad diaria en custodia y conservación. Para terminar, no se ha de descuidar la labor de incidencia político-social con el objetivo de hacer cómplice a la Administración y otros sectores de la sociedad en el crecimiento de la custodia del territorio.



(PCT): Las jornadas se han planteado también como una plataforma de formación para los técnicos de custodia. ¿Qué valoración hacéis de esta formación?

El proyecto ha cumplido una doble función: capacitar a las más de 200 personas y casi 120 entidades que han participado en él sobre cuestiones relevantes relacionadas con la custodia del territorio; y, contribuir al fortalecimiento de las redes y, por tanto, al crecimiento colectivo de esta estrategia de conservación en el Estado español.

Uno de los elementos que ha aportado valor a este proyecto ha sido que la organización de cada uno de los encuentros se ha hecho mano a mano entre el FRECT y la red de custodia correspondiente. De este modo hemos conseguido que cada encuentro haya sido diferente en función de las necesidades de cada red. A lo largo de este proceso ha sido curioso tomar consciencia de que la máxima de la custodia de que cada acuerdo es único parece tener una dimensión fractal que se adapta a muchas de las actividades emprendidas por este colectivo.

Con una base común de contenidos en relación al marco general conceptual para el fortalecimiento de la custodia y a las herramientas más recientes para mejorar la calidad de las entidades y acuerdos de custodia, se han ido diseñando los diferentes encuentros. Todos ellos han reservado un espacio para que diferentes entidades de custodia dieran a conocer sus iniciativas y compartieran sus lecciones aprendidas con el conjunto de la red. Y esta actividad ha sido valorada muy positivamente por los asistentes a los encuentros (4,6 puntos sobre 5 en la evaluación).

Creemos que hemos cumplido con los objetivos planteados al saber que el proyecto ha aportado a sus destinatarios conocimientos y aprendizaje, nuevas experiencias, la posibilidad de profundizar en cuestiones técnicas sobre custodia del territorio, motivación, reflexión, ideas e innovación. Además, las personas que han participado en los diferentes encuentros y cuyo origen ha sido muy diverso (redes y entidades de custodia, Administración, empresas, universidad, etc.) han destacado la calidad de los ponentes, la información ofrecida durante las jornadas y el apoyo de la organización.

El FRECT, la UNAC y la Plataforma de Custodia acuerdan una hoja de ruta para cumplir con el Plan Estatal del Patrimonio Natural y la Biodiversidad
El pasado jueves 8 de octubre se celebró una reunión en la Fundación Biodiversidad en la que participaron las entidades de custodia (representadas por el Foro Estatal de Redes y Entidades de Custodia, FRECT), la Unión Nacional de Asociaciones de Caza (UNAC) y la Plataforma de Custodia del Territorio, con la tarea de abordar la creación de un registro oficial de entidades y acuerdos de custodia, además de concretar la integración de la caza sostenible entre las iniciativas de custodia del territorio.

La reunión, que había sido solicitada por la UNAC y convocada por la Plataforma de Custodia del Territorio, transcurrió en un ambiente de colaboración y entendimiento mutuo, lo que permitió llegar a una serie de importantes acuerdos que sin duda van a servir para mejorar la relación entre los modelos más sostenibles de caza social y la conservación del naturaleza, utilizando la custodia del territorio como nexo de unión. Un primer paso consiste en la incorporación de los acuerdos de caza social al IV Inventario estatal de iniciativas de custodia del territorio. Esta incorporación se materializará en un capítulo específico, que recogerá como una modalidad específica la “Custodia del patrimonio natural cinegético”, reconociendo las diferencias en superficie y metodología con respecto a los acuerdos inventariados hasta ahora. El inventario de iniciativas de custodia del territorio asume el reto, por tanto, de incorporar a sus contenidos esta nueva modalidad de la custodia, que va sumando perspectivas y formatos que le confieren una gran riqueza y variedad pero que introducen nuevos cambios y desafíos de cara a seguir manteniendo su integridad como estrategia de conservación del patrimonio natural, cultural y paisajístico.

Pero, sin duda, el gran avance de este encuentro ha sido el planteamiento de una hoja de ruta para la consecución de un registro estatal de iniciativas de custodia del territorio. Este registro, cuyo desarrollo está contemplado en el Plan Estratégico del Patrimonio Natural y la Biodiversidad, tiene como objetivo reconocer y acreditar a los acuerdos y las entidades de custodial. La tarea no está exenta de dificultades, pero las organizaciones asistentes coincidieron en la oportunidad de poner en marcha un mecanismo que permitiera registrar oficialmente los contratos y las entidades de custodia del territorio; aunque es imprescindible partir de un propósito bien definido. En este contexto la UNAC explicó la propuesta de registro de entidades que presentó en su momento al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, mientras que la Xarxa de Custodia del territorio hizo lo propio con la propuesta de registro de contratos de custodia del territorio que actualmente se debate en el ámbito catalán. Ambas presentaciones fueron encarrilando el debate y haciendo aflorar algunas cuestiones importantes que subyacen a la creación de un registro de estas características. Entre los principales problemas que pueden derivarse de esta iniciativa destacan algunas complicaciones administrativas que complicarían aún más la actividad de unas entidades a veces pequeñas y muy centradas en su tarea de conservación. También está sobre la mesa la necesidad de definir claramente el marco de los acuerdos y contratos de custodia. Esta cuestión ha sido abordada también en Cataluña, con la inclusión de los contratos de custodia del territorio en la compilación de derecho civil catalán, que ofrece una posible línea de trabajo a nivel de todo el estado. De esta manera, aprovechando las ideas y la experiencia de todos los participantes, se ha ido avanzando en esta hoja de ruta, que contempla como un hito fundamental la celebración, en otoño de 2016, de las VI Jornadas Estatales de Custodia del Territorio. Será en estas jornadas cuando vea la luz un primer borrador del registro, una propuesta más concreta elaborada de forma colaborativa entre las organizaciones participantes y que se lanzará a toda la comunidad de la custodia para su discusión.

Los avances alcanzados en esta reunión están llamados a tener una gran influencia en el futuro de la custodia del territorio. Ambos acuerdos, la incorporación de la caza al inventario y la hoja de ruta para la puesta en marcha del registro de iniciativas constituyen, sin duda, avances notables, pero también marcan retos difíciles de llevar a cabo, que deben ser abordados con exquisito cuidado por parte de todos los implicados. Una implantación cuidadosa de estas medidas puede aportar grandes beneficios a la custodia del territorio, pero también puede suponer riesgos, especialmente para las entidades más débiles o con menos recursos. Las redes y grandes organizaciones deben ser muy conscientes de estos riesgos y tratar de prevenir sus efectos, fundamentalmente garantizando el apoyo a las entidades que día a día firman y mantienen los acuerdos de custodia desde el terreno y en contacto directo con los propietarios y usuarios, lo que resulta determinante para la calidad de la custodia.

Víctor Rafael Mascarell Mascarell
Publicado en la Revista TROFEO nº 483 de agosto 2010.

La Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad reconoce a las “Entidad de custodia del territorio (como la): organización pública o privada, sin ánimo de lucro, que lleva a cabo iniciativas que incluyan la realización de acuerdos de custodia del territorio para la conservación del patrimonio natural y la biodiversidad”, y define como “Custodia del territorio (como el): conjunto de estrategias o técnicas jurídicas a través de las cuales se implican a los propietarios y usuarios del territorio en la conservación y uso de los valores y los recursos naturales, culturales y paisajísticos.”

A principios del año 2009 escribí el artículo “Entidades de Custodia para el Patrimonio Cinegético”, sobre las realidades, reconocimientos, e iniciativas que pretende, de manera constructiva y positiva, el que las Comunidades Autónomas se involucren de forma real y legal en el reconocimiento y en la labor que vienen ejerciendo desde hace años las Sociedades de Caza o tantas otras, como entidades de custodia, y con la intención de ayudar a establecer el modelo de custodia en España, ya que para mí, la Custodia es una nueva concepción de la protección de nuestro entorno, con la aportación de recursos económicos de instituciones sociales y públicas, implicando a los usuarios y propietarios a través de entidades sin ánimo de lucro, que se transforman en una magnífica herramienta de participación y colaboración de la sociedad civil en la preservación y conservación del patrimonio; pero no solamente del patrimonio natural, también del monumental, cultural, histórico o de cualquier otro ámbito.

Con la custodia, el Estado, que estaba solo en la preservación y conservación de nuestro patrimonio, comparte la labor con la sociedad civil y con la financiación privada. Por ello yo hablaría de custodia y entidades del Patrimonio, y no de custodia y entidades del territorio.

En España, por lo reciente de su implantación, el modelo de custodia se está gestando. Muchas organizaciones custodian nuestro patrimonio y hasta ahora no se les había reconocido: arqueólogos, ecologistas, cazadores, botánicos, naturalistas, ornitólogos, pescadores, etc.; unos por interés, otros por ser usuarios, y otros por convicción; todos tienen que preservarlo y conservarlo, es nuestro patrimonio. Por eso es importante que se les reconozca su labor e implicación, y se les dote de herramientas.

Los cazadores, por ejemplo, desde hace años gestionan parte de nuestra fauna silvestre, la cinegética, realizando acuerdos de custodia, tanto con la Administración pública (planes técnicos de ordenación) como con los propietarios de los terrenos, sean privados o públicos (acuerdos de uso y disfrute), planificando e invirtiendo en mejoras ambientales y de hábitat que benefician tanto al patrimonio cinegético, de las que tienen interés, como a otras especies, sin ningún reconocimiento ni ayuda.

Considero que la idea de la Custodia es buena e importante, y soy de la convicción de que esa figura de entidades de custodia que crea la Ley del Patrimonio Natural, no debería ser acotada por ningún lobby, no corramos el peligro de que algún colectivo determinado trate de dejar fuera a los demás en ésta herramienta de conservación; y que el Estado y las Administraciones, que son las más interesadas, deberían de conducir el modelo que más le interesa a la sociedad actual, estableciendo los cimientos en la participación e inversión civil o pública en la preservación de nuestro patrimonio.

 

Unión Nacional de Asociaciones de Caza (UNAC) unacaza@gmail.com

Inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con el número: 586707

Código de Identificación Fiscal (C.I.F.): G-97716351

Dirección de correos: Apartado Postal 140 AP, 41940 Tomares (Sevilla).

Fax: 945 94 80 61

© UNAC 2008 - 2017