UNAC
Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter Siguenos por RSS
Tags con José Ant Pineda

« Volver

CAZA SOCIAL

Acceder »

PATRIMONIO NATURAL CINEGETICO

Acceder »

LOS DERECHOS DE LA CAZA

Acceder »

IR A LA WEB

Acceder »

Tags

Luis Felipe Gutiérrez Bermejo
José Ant Pineda
CLub Monteiros Ribeira Sacra
UNITEGA
Juan Miguel Sánchez Roig
La Caza Menor en Tenerife
José Mari Agramonte Aguirre
Víctor Rafael Mascarell Mascarell
Juan Miguel Sánchez Roig
Jaime Veiga Fontán
Manuel Villanueva
Teófilo Ruíz Viñaspre
Carlos Irujo Beruete
Juan José García Estévez.
Miguel Iñigo Noain
Antonio Mota
Carlos Irujo
Miguel Íñigo Noáin
José Antonio Martínez del Hierro
Serafín Cortes Collado
José Ignacio Ñudi
Miguel Pou
Luis Felipe Gutiérrez
Esto que encabeza este articulo se da y con cierta frecuencia en el colectivo de cazadores. Solemos pensar que un perro de caza por el mero hecho de ser del tipo racial adecuado para la actividad de caza debe venir con todos los aprendizajes (acertados) debajo del brazo pero esto no es así.
Si tenemos la suerte de que prácticamente sin un esfuerzo y porque cae del cielo damos con un ejemplar que lo aprende todo y a la primera sin que tenga errores y cazando (respetablemente como cada uno lo haga) se da muy poco.

Nadie nace enseñado, nosotros menos, pero sí que evidentemente nuestros perros de caza disponen de unos componentes que les permiten realizar aquello para lo que han sido programados con una gran eficacia y especialización.

LA CAZA con todo lo que ello conlleva:

• La búsqueda.
• La muestra.
• El cobro etc.

¿De qué depende el que ese perro en fase de aprendizaje sea todo lo eficaz y seguro para el ejercicio de la caza?.
Va a depender no tanto de sus potencias genéticas y posiblemente más de lo que no se le permita aprender y desarrollar.

Queremos que un perro que va subiendo que se va desarrollando a nivel tanto físico como desde el punto de vista cognitivo casi lo haga todo de fabrica y bien.

Con pocas ocasiones para aprenderlo bien y las que tiene lo vive de un modo efímero y casi siempre poco solido y eficaz.
Cuando coinciden variables como un perro con poca capacidad para mostrar firmemente y manteniendo esa ligera inmovilidad durante un instante, flaco favor le hace la escopeta abatiendo la caza sin tan siquiera haber tenido tiempo de mostrarla pasando directamente a la acción del cobro.

O no haberle dado tiempo ni a que la atropelle y le vuele de los morros como se suele decir.

Cuando se caza de un modo desordenado precipitando los lances , los cobros, de manera poco seria decimos que, el perro que nos acompaña es una maquina y que no para de sacar caza…. etc. Si ese es el objetivo del cazar mal vamos y otra cosa más ¿para que llevan un perro de caza?.

Suelen criticar a los que tienen perros que con una buena formación o no desempeñan su trabajo con eficacia, dicen que esos no valen para ellos, aunque… se los miran de reojo y a nadie le amarga un dulce.

Cada uno entiende, la caza, su práctica y sus vivencias como quiere a su manera. Pero como me dijo un buen amigo ser un caza arañas no es practicar la caza como tal, ni vivirla como se debe.

Cada día se tiene más conciencia de que al monte se debe salir respetando el medio sus gentes nuestros perros, la fauna y flora. Por suerte; aunque los que van por otros senderos poco respetuosos con lo anteriormente escrito suelen generar más ruido y sobre nosotros los que si entendemos la caza y el perro de caza de forma respetuosa suele caer el peso de las criticas en nuestra sociedad.

Tener en cuenta que para hacer astuto a un perro, para hacer seguro a un perro hace falta darle monte y caza pero fundamentalmente educación y capacitación en su formación.
Con la información que hoy en día existe y los medios de que disponemos una persona puede dar formación como amateur a su cachorro para la caza.

También tenemos al alcance a muchos buenos profesionales en las diferentes autonomías para tal cometido.
Pero si no tenemos claro que cazar NO DEBERIA de ser salir al monte a pegar solo tiros y quitar vida de poco sirve su práctica y el uso y disfrute de nuestros perros en el ejercicio de la caza.

Las inquietudes para querer mejorar en el medio, en las relaciones sociales y con nuestros perros pasa obligatoriamente por ser serios y honestos para buscar en la actividad de la caza el mismo reconocimiento que buscamos en nuestra realidad diaria.

La gestión que tanto tenemos todos en la boca (me incluyo) para seguir practicando la caza pues que sea de verdad no para quedar bien delante de la sociedad o de quien sea.
Para que tanto adornar si después en la intimidad se hace lo que se quiere como no les ven…

En muchos perros veo y visto como a poco que los diriges hacia una práctica de la caza lógica y seria ellos solos casi se han ido capacitando en aquello que les hizo venir a la escuela para su recuperación o formación.

Para que esto luego siga dando sus frutos el cazador se debe obligar a seguir el mismo camino para que se den las condiciones donde el perro pueda ejercer como perro capacitado que lo es el ejercicio de la caza. ¿Cómo? pues como su empuje genético le manda y nuestro apoyo le otorga.

Se habla mucho de que el perro de caza es el auxiliar del cazador pero yo a veces pienso que más bien es lo contrario.
Me considero un mero espectador de la búsqueda de un perro de muestra llevándome a donde le lleva su mente, detectando con su nariz la presencia de caza y dejándome ver toda la secuencia.

Hasta ahí. ¿Quién auxilia a quien?.

Quiero con este pequeño articulo agradecer a todo el que de forma individual se gestiona correctamente en el ejercicio de la caza.

Agradecer las gestiones a nivel colectivo y el trabajo diario de personas que de verdad estén comprometidas con la gestión en mantener, preservar y divulgar la caza con el respeto que se merecen y por las generaciones que están por llegar.

José Antonio Pineda; Director en Adiestraperroscaza.
Máster en Psicodiagnostico e Intervención Clínica y Educativa Canina.
Especialista en comportamiento canino.
Adiestrador profesional.
Titulación oficial R.S.C.C. Diplomado por Generalitat de Cataluña.
Avalado por el Instituto Maslow Cattell para la formación de Postgraduados. Colaborador en Unac.
E-mail: info@adiestraperroscaza.com
site:es.//www.adiestraperroscaza.com/
https://www.facebook.com/Adiestraperroscaza



Dirigido especialmente al aficionado que se inicia en la actividad de la caza y por diferentes motivos piensa en la adquisición de un cachorro para la caza. En realidad son conceptos tan simples que en ocasiones los pasamos por alto.

Parece que todos nos acordamos del paraguas cuando llueve, pero, sería buena cosa pensar en ella antes de que llegue.

Con esto queremos decir que la adquisición de un cachorro para la compañía y la caza debería ser planificada y pensada con calma.
No tomarnos la responsabilidad de incluir un miembro más en la familia en una semana o en un mes a la ligera. Eso de... bueno si no vale pues ya cogeremos otro!. No es serio ni correcto. El cachorro que entra a casa, en casa se debe quedar, para pasar su vida en nuestra compañía. Esa es una de nuestras responsabilidades y debería de serlo así siempre. 
Buscar el cachorro a las puertas del inicio de la caza de forma precipitada o lo tomemos de algún compañero de caza que tuvo una camada y le sobra el que no quiso nadie sin pensarlo como se debe da como resultado muchas veces el fracaso. ¿Por qué?, por no cumplir las expectativas, las que cada uno de nosotros pensamos cuando queremos cazar con el perro como compañero ideal. Habría motivos para todos los gustos.

Básicamente el desencanto, la decepción por ver que no es el cachorro que nos llena por el o los motivos que sean son malos pensamientos para el futuro del cachorro.

Así que pensemos antes muy bien todo, antes de tomar un cachorro o perro joven adulto para nuestra compañía y para la actividad de la caza. Vale la pena y disfrutaremos del cachorro antes incluso de tenerlo en casa.

Primero os recomendamos pensar en la modalidad de caza que vamos a realizar con mayor frecuencia. La especie o especies a cazar. El tipo de orografia y su vegetación.

En base a estos parámetros ir a por la elección del tipo racial.
Normalmente las razas que actualmente están en el candelero disponen de suficiente potencial para poder realizar esta labor en nuestra geografía.

Su sexo, la capa, que sea de muestra o un levantador. Los hay para todos los gustos y modalidades.
Ir a alguna prueba de perros de caza donde podremos ver cómo se desarrollan las búsquedas con diferentes tipo de razas de muestra. 

Visitar exposiciones caninas o monográficas de raza para ir recabando información propia. En definitiva conocer y ver que nos gusta y llena más para entonces definir la búsqueda del cachorro.
Si os gusta la estética del perro de muestra, en las diferentes razas existentes y su prestación sobre todo en bloquearse entre otras y permanecer rígido ante la presencia de caza definir entonces que raza. 

Si por el contrario os gustan más las razas levantadoras y cobradoras por sus cualidades en encontrar y levantar caza de forma energética etc entonces definir que raza.

Definir primero en definitiva si queremos el perro de muestra o el levantador.
Ahora ya hemos decidido el tipo de raza que nos gusta más y mejor se ajusta a nuestros objetivos.

También una vez más nosotros estamos obligados a cumplir con las expectativas que en forma de bienestar y trato correcto debemos ofrecer y dar a nuestro perros.

Sexo ¿cuál? pues valorarlo con ayuda de vuestro veterinario el os va ayudar en ese sentido. Pasando como siempre por vuestro gusto personal.

A la hora de cazar os diré que tanto hembras, capaces, como machos, capaces, son muy adecuados para su labor de trabajo. Y en casa, lo mismo la compañía y el cariño que dan para mí son lo mismo.

Se suele decir que las hembras son más precoces en dar resultados con la caza y los machos algo más tardones. Eso es lo que se suele decir.

¿Yo que opino? . Si hablamos de capacidad de trabajo hacia la caza los dos son lo mismo. Si hablamos de capacidad de atención.....pienso que también. Siempre hay excepciones pero hablamos en términos generales.
La cuestión en realidad no es esta. La cuestión es y pasa por educar y adiestrar, para mi es fundamental realizar las dos y no son lo mismo.
De todas formas pensar en coger una hembra porque se dice, son más fáciles de manejar y más precoces en ponerse a cazar, no es un motivo suficiente. Lo que el cachorro, sea hembra o mancho, requiere y necesita, es educación un pre adiestramiento y finalmente su adiestramiento definitivo.
¿Donde adquiero un cachorro? con garantías de que será bueno para la caza y la compañía. Existen buenos criadores en España y en número, solo es cuestión de moverse y visitarlos. 

Buscar asesoramiento profesional si lo necesitamos, acércate a los diferentes clubs de raza para conocer más sobre ellas.

José Ant Pineda; Director en Adiestraperroscaza.
Máster en Psicodiagnostico e Intervención Clínica y Educativa Canina.
Especialista en comportamiento canino.
Adiestrador profesional.
Titulación oficial R.S.C.C. Diplomado por Generalitat de Cataluña.
Avalado por el Instituto Maslow Cattell para la formación de Postgraduados.

E-mail: info@adiestraperroscaza.com

wwwadiestraperroscaza.com

https://www.facebook.com/Adiestraperroscaza



Muchas veces se olvida la funcionalidad en los perros de caza. Se debe a que se tiende a precipitar, en el proceso de aprendizaje del perro, el tiempo que se necesita para que pueda mostrar esa funcionalidad.

Cuando me llaman para consultarme sobre si es normal o no algún tipo de comportamiento en el perro de caza (durante la acción de caza) se tiende a pensar en el objetivo, piensan en que porque este perro no hace la muestra o no cobra o muestra inseguridad al alza del vuelo de la perdiz o el faisán de turno.

No pensamos en que en el proceso de capacitación muchas veces la mayoría de ellas nos comemos partes del proceso y por lo tanto dejamos al perro con partes del aprendizaje por poder vivir y retener.
Hablamos de ejemplares en la etapa infantil y adolescente donde el cazador sabe lo que quiere obtener de su perro (la funcionalidad) y (la eficacia) pero se olvida de que para que eso ocurra primero deben aprender, desarrollar esas funciones para las que han sido seleccionados y criados (además de darnos compañía).


Ser funcional no es más que mostrar el potencial genético de manera práctica, sencilla y eficaz. Para que eso ocurra lo primero es tener muy claro en qué etapa del aprendizaje se encuentra el alumno y no quemar etapas de forma precipitada.

Cuando el proceso de aprendizaje es realizado y establecido de forma eficaz por el alumno entonces en cuando su funcionalidad nos aportara la respuesta eficaz tan valorada en ejemplares bien trabajados con experiencia y cualidades optimas en sus funciones.

Las características, el conjunto de ellas y los instintos junto con sus potencias genéticas lo hacen posible (además de un medio y manejo adecuados).

La muestra, el olfato, la búsqueda el cobro etc.

De ahí que para tener un perro bien capacitado, funcional y eficaz nos obligue si o si a tomar conciencia de nuestra responsabilidad en procurarles esa formación de manera correcta y respetuosa con su estado emocional y físico.

No olvidar nunca que se merecen todo el respeto y que nadie nace enseñado. Para sacer mayor partido a su potencias genéticas para el trabajo y disfrutar él y nosotros de la caza y la convivencia en casa invertir tiempo en la formación y si no estoy seguro o necesito ayuda pues solicitarla a un profesional del tema.

Esperamos que os resulte interesante útil y practica esta pequeña lectura.


José Ant Pineda; Director en Adiestraperroscaza.
Máster en Psicodiagnostico e Intervención Clínica y Educativa Canina.
Especialista en comportamiento canino.
Adiestrador profesional.
Titulación oficial R.S.C.C. Diplomado por Generalitat de Cataluña.
Avalado por el Instituto Maslow Cattell para la formación de Postgraduados.

E-mail: info@adiestraperroscaza.com


site:es.//wwwadiestraperroscaza.com/

https://www.facebook.com/Adiestraperroscaza

Post 1 a 3 de 3

 

Unión Nacional de Asociaciones de Caza (UNAC) unacaza@gmail.com

Inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con el número: 586707

Código de Identificación Fiscal (C.I.F.): G-97716351

Dirección de correos: Apartado Postal 140 AP, 41940 Tomares (Sevilla).

Fax: 945 94 80 61

© UNAC 2008 - 2017